PENSIÓN BAJAMAR
Ladrido s/n
Ortigueira
A Coruña 15339
bajamarladrido@gmail.com
981 408 063

ALUBIAS CON CHORIZO. RECETA

Receta sencilla que no empalaga, pues apenas lleva un chorro de aceite de oliva y un par de chorizos troceados que puedan, además, perjudicar seriamente nuestra dieta equilibrada.

Para 5 o 6 personas se necesitan:
-         2 zanahorias.
-         Media cebolla mediana.
-         Un puerro.
-         ¾ de kilo de alubias.
-         1 pimiento seco de la Vera (Extremadura) o 1 pimiento choricero (opcional)
-         4 dientes de ajo.
-         2 chorizos que no estén muy curados.
-         Aceite de oliva.
-         Sal.

Pimientos secos de La Vera y alubias pintas

Dejamos las alubias a remojo durante toda la noche.
Al día siguiente, y con el tiempo suficiente, ponemos en una olla las alubias, las zanahorias peladas y cortadas por la mitad, la parte blanca entera del puerro limpio, la media cebolla entera, los dientes de ajo enteros, el pimiento cortado por la mitad y sin petitas, además de un poco de sal. Remojamos con un chorro de aceite (sin pasarse) y cubrimos todo con agua fría, que sobrepase el conjunto de ingredientes, aproximadamente, dos dedos.
Ponemos al fuego y dejamos que pegue un primer hervor fuerte durante, aproximadamente, uno o dos minutos. A continuación, reducimos para que hierva a fuego lento, más o menos, 1h. y media. Probamos y rectificamos de sal.
 Unos 5 minutos antes de haber finalizado la elaboración añadimos el chorizo cortado en trozos generosos. Retiramos el puerro cocido y servimos.
Consejo: debemos tener en cuenta que para que el resultado sea óptimo, como siempre en cocina, es necesario estar muy pendiente de lo que se hace, esto es, no dejar la olla al fuego, largarse y volver una hora y media después. Hay que estar muy pendiente de lo que se cuece, remover cuando sea necesario, añadir agua si las circunstancias lo aconsejan y probar el punto exacto que queramos dar a nuestro producto. De otra manera, es casi seguro que saldrá un churro, se nos quemará, el caldo estará demasiado pastoso o quizás líquido en exceso.
Es sencillo, pero hay que estar muy pendiente. Por tanto, mucho ojo.

   

UNHA IMAXE E UN POEMA. PAYSAGES

PAISAJES
Paisajes apacibles o desolados.
Paisajes de la ruta de la vida antes que de la superficie de la Tierra.
Paisajes del Tiempo que fluye lentamente, casi inmóvil y a veces como hacia atrás.
Paisajes de jirones de nervios lacerados, de saudades.
Paisajes para cubrir las llagas, el acero, la esquirla, el mal, la época, la cuerda al cuello, la movilización.
Paisajes para abolir los gritos.
Paisajes como cubrirse con una manta la cabeza.

                                                                                        Henri Michaux (1899-1984)


PAYSAGES
Paysages paisibles ou désolés.
Paysages de la route de la vie plutôt que de la surface de la Terre.
Paysages du Temps qui coule lentement, presque immobile et parfois comme en arrière.
Paysages des lambeaux, des nerfs lacérés, des saudades.
Paysages pour couvrir les plaies, l’acier, l’éclat, le mal, l’époque, la corde au cou, la mobilisation.
Paysages pour abolir les cris.
Paysages comme on se tire un drap sur la tête. 



A Pena do Xuncal. Ría de Ladrido

Y UN AÑO MÁS, LLEGA LA NAVIDAD

Este año tenemos la sensación de que se han apresurado, como si no fuese momento todavía de regalos, de cintas de colores, de luces parpadeantes o de comer turrón, polvorones y peladillas. Quizás sea por cuestión del tiempo atmosférico, pues apenas hace un mes, todavía podíamos vestir un jersey fino con polo por debajo, sin más.
Pero como dice el tópico, el tiempo huye -tempus fugit- y la realidad de los acontecimientos es la que es, sin que podamos hacer, a veces, nada por evitarlo.
Hace unos días, concretamente el 11 de diciembre, se cumplían 3 años desde que este blog inició su camino y el que les escribe (Luís) comencé a teclear las palabras que conformarían una primera entrada. No sabía si aquel esfuerzo que me proponía realizar tendría sentido y merecería la pena. Poco a poco, me he ido dado cuenta de la capacidad de expansión comunicativa que tiene Internet y corroboré que, efectivamente, la decisión de elaborar un blog para dar a conocer nuestro establecimiento, ofreciendo una visión diferente y alternativa –creemos- sobre nuestra zona –se dice que los mejores guías turísticos son los propios vecinos de un lugar- había sido un acierto.
Sois muchos y muchas los que habéis pasado por aquí gracias a esta modesta bitácora. La mayoría de vosotros gente fantástica a la que apetece conocer y con la que se agradece compartir tantos momentos de conversación agradable. Sois también unos cuantos los que habitualmente (os espío), entráis en ella porque os gusta disfrutar de otra perspectiva sobre la zona o por tomar nota sobre alguna recetilla o quizás simplemente, porque os atrae y estimula el yo que hay detrás de estas palabras, pues al fin y al cabo una bitácora no es más que una forma virtual de diálogo.
¡Cómo iba yo a imaginar que mis palabras e imágenes podrían servir de puente sobre el océano atlántico que permitiese volar la imaginación de aquellos que se han ido y que añoran!? ¡Nada más lejos de mis intenciones iniciales que conseguir que quizás algún curioso rezagado, por azares de la vida, se decidiese a leer un trocito de algún texto de los que aquí se plasman y ya de paso y en un último momento, se decidiese a reservar una habitación con vistas a la Ría de Ladrido!
Me había equivocado profundamente.
De esta forma tan básica y gracias a la tecnología Blogger es agradable comprobar que Ortigueira no es un apéndice sin importancia de esta aldea global en la que vivimos, a pesar de su ubicación alejada de los grandes centros urbanos, sino que existís gente ahí fuera predispuestísima a recibir el mensaje, siempre que éste sea verdadero y os ofrezca recursos y servicios que sacien vuestro apetito y necesidades turísticas. Con toda seguridad, son muy pocos los mensajes que os llegan para lo que por aquí se cuece, pues esta es una de las pocas zonas, incluso me atrevería a señalar que la única, de todo el litoral español que no ha sido todavía explotada en condiciones de subdesarrollo urbanístico. Sí, he escrito bien.
Como ya hemos señalado en otros textos, el nuestro no es un destino de masas, ni de sol y playa (solo cuando el tiempo lo permite) que se sostenga a base de campañas de márketing de los grandes turoperadores o agencias nacionales o internacionales. Somos Pepe, el carnicero; Mari, la del ultramarinos; Carlos, el pastelero o Andrea, la peluquera y algunos más, los que nos sostenemos gracias a los que decidís elegir nuestra zona y no otra para pasar un puente o unas vacaciones completas de 15 días.
Es por todo ello por lo que “es para nosotros motivo de orgullo y satisfacción” daros las gracias y Felicitaros la Navidad y que el año 2012 se porte como se tiene que portar, es decir, inyectándonos una buena dosis de salud, amor, paz y algo de dinero también.

Detalle de nuestro árbol de Navidad. De noche, con las luces encendidas, está más bonito.

TERRA DE CHUVIA, TERRA DE LOBOS


De todos é sabido que na cultura de calquera pobo os animais, tantas veces humanizados, son os protagonistas de contos e lendas populares que perviven no tempo a través da boca da xente, transmitíndose de xeración en xeración. Quen non oiu nalgunha ocasión un conto popular no que unha serpe, unha águia, un burro ou calquera ser fantástico que puidese participar como actante principal dos variados relatos que tentan, ademais de entreter, explicar o mundo que nos rodea.
No caso galego hai un animal que quizás sobresaia por riba dos demáis no cómputo do imaxinario literario. Trátase do lobo. E é que queirámolo ou non, vivimos en terra de lobos.
Por iso o meu pai se levantou hoxe co comentario seguinte: “hoxe está día de lobos”. Nós non entendiamos de primeiras o comentario, ou polo menos, non alcanzabamos a encadralo no seu debido contexto cultural-etnográfico. Nós, persoas socializadas no derradeiro cuarto do século XX, que imos saber de lobos mais alá dunhas cantas referencias teóricas literarias?
A historia vén de lonxe, de moi lonxe. O lobo, con moi mala sona alá onde se atope, foi tradicionalmente o animal máis temido polos homes e mulleres do rural galego. Por que? Cóntase que había lendas que dicían que o lobo se enfrontaba aos homes cando ían sós. Se ían dous non, disque, porque sabían (os lobos) que non tiñan nada que facer. Contan tamén, que en tempo de inverno os lobos baixaban das terras altas do monte cando era tempo de neve ata lugares máis baixos,  e que mesmo chegaban a carón do mar e deixaba as súas poutas marcadas no chan. Este era motivo de temeridade para todos os veciños, que ao escoitaren a alarma dalguén que os tivese visto,  resgardábanse nas súas casas, sobre todo pola noite. Porque disque o lobo só se vía pola noite, pero nunca polo día, porque o lobo, segundo a crenza popular, é un dos animais máis listos que hai.
Don Antonio, un mestre de Ferrol -que daquela impartía docencia en Ladrido-,  contáballe aos seus alumnos que alá en Montefurado, nos cañóns do Sil, quixo atacarlle o lobo nunha ocasión. Viña de traballar e atopouno de fronte. Menos mal que lle axudaron uns veciños que pasaban por alí. Disque o animal xa viña coa boca aberta.
Ademais de atacarlle ás persoas, os lobos constituíanse no principal depredador de animais domésticos de todo tipo. Comía galiñas, cochos e mesmo vacas, por iso cumpría tomar a precaución de agochalas durante a noite na corte da casa.
Era precisamente en días de inverno cando o lobo tiña máis perigo, porque coa súa listeza innata era capaz de dilucidar o momento no que as persoas interrompían  as súas labores no campo para adicarse a tarefas de carácter máis doméstico.
Era sobre todo nos meses de decembro e xaneiro, cando os días son máis curtos, o ceo se torna gris oscuro e non para de chover intensamente durante toda a xornada, que o lobo se achegaba ás casas para ver se era quen de cazar algo de carne que levar á boca. Xa se deron casos de desaparición de galiñas, galos, ovellas, cochos e mesmo vacas, só cando o dono dos animais se descuidaba e os deixaba totalmente desprotexidos, sen máis defensa que aquela que nace do seu propio instinto de supervivencia.
Hoxe, que é día de lobos segundo a sabiduría popular, o ceo amenceu gris oscuro, cae auga a chuzos e non ten traza de que vaia escampar.
Coméntase que xa non hai lobos por aquí, desapareceron no tempo en que o concello instalou a iluminación pública polas estradas principais, e se cadra a intensidade lumínica espantou todo atisbo de achegamento. Aínda que pola parte de Landrove, preto de Viveiro, no máis oscuro do monte, aínda se pode ver algún exemplar. Disque. 


CROQUETAS DE COCIDO

Aprovechando la carne que ha sobrado del cocido, en concreto el pollo y la costilla de cerdo, hemos elaborado estas fantásticas croquetas.
La fantasía la ponen, sobre todo, la propia carne y el caldo del cocido, pues al hacer la bechamel no sólo hemos utilizado leche, sino que hemos aprovechado un poco del puchero.
No nos parece nada sencillo hacer unas buenas croquetas, la verdad, sobre todo si queremos conseguir una masa que quede en su punto exacto de espesor, que doten de cremosidad y ligereza el resultado final. La cuestión es hacer una bechamel que permita el moldeado y que al tiempo, no quede demasiado dura. El punto de la fritura, aunque pueda parecer fácil a priori no lo es tanto cuando nos ponemos a cocinar. Puede fácilmente suceder, con un aceite demasiado caliente, que se  tueste el producto por fuera, quedando frío por dentro, al tiempo que se queman los posos del pan rallado que  nos dejamos en la sartén, con lo cual, y al final, las croquetas que vayamos friendo sucesivamente, se nos quedarán igualmente carbonizadas. La cuestión es calentar el aceite a una temperatura que permita la fritura, pero a ritmo paciente.

Croquetas de cocido

ANQUE COMAS AZAFRÁN, A BOCA QUE CHE SAIBA A PAN (Refraneiro popular galego)

Todos eles son pans galegos. Hai de centeo con uvas pasas, de broa (millo) e de mestura (millo e trigo). A razón de mercar tanta variedade a un tempo reside na nosa intención de atopar un pan de millo de calidade, como o que podiamos comer por aquí hai algúns anos, o pan de Graciela, que era a nosa panadeira oficial. Tempos foron!
Estes tres pedazos mercámolos en dúas panaderías diferentes de Ourense. Pero pouco teñen a ver co pan de millo do país -que nós non somos quen de atopar-. Referímonos ao pan olmo e que ao apretalo lixeiramente solta un pequeno “zume” ou “graxa” que o convirte nun auténtico manxar. Un símil co pan ao tratar este aspecto poderiamolo atopar no xamón, e considerar que aquel xamón que non solta certa graxa, non é de boa calidade.
Non obstante, o sabor deste pan é aceptable, aínda que sexa feito con millo de quén sabe onde.
Faremos un exercicio de imaxinación ao degustalo para lembrar os sabores e texturas do pan de broa de primeira calidade. 


Arriba: pan de broa (millo), Debaixo : pan de mestura (millo e trigo)

Pan de centeo con pasas

DEGUSTANDO PATÉ


Probando este Paté de campagne recién llegado de Francia. No es exactamente el que me habían encargado, aquel que elaboran artesanalmente en la campiña, pero está igualmente bueno. Lo comemos encima de un trozo de pan natural o recién tostado. Un recurso fácil para solventar con el debido placer esos momentos de hambre que surgen a deshora. 
Durará poco tiempo en la nevera.


MADALENAS DE LIMÓN E CANELA

Gústannos estas madalenas que nos propón Eva Flores no seu blog Ma Petite Boulangerie. Son unhas madalenas copiadas da versión que fai o panadeiro catalán Xabier Barriga.
Son moi fáciles de elaborar, cómpre ter en conta moi ao detalle, como case sempre nestes casos, as cantidades precisas que se indican.
Reproducimos aquí a receita por se puidera ser de interese:

Ingredientes:
125 gr. de ovo.
175 gr. de azucre.
60 gr. de leite enteiro.
190 gr. de aceite de xirasol.
210 gr. de fariña de repostería.
5 gr. de levadura química.
1 c/p de sal.
Canela moída.
Reladura de limón.

Elaboración.
Mesturamos e batemos os ovos co azúcre. Unha vez que tomen unha cor abrancuxada engadimos o leite, o aceite, a fariña, a levadura, o sal e a canela e a reladura de limón ao gusto. Batemos ben ata que todos os ingredientes queden ben mesturados entre si. Incorporamos esta preparación en papeis para madalenas (nós ulitizamos outro tipo de recipiente, porque neses intres, por despiste, non tiñamos os papeis dispoñibles) e enchemolos nunhas ¾ partes. Introducimos no forno prequentado a 210º e deixámolas durante uns 15 minutos.
Antes de consumilas, cómpre deixalas arrefriar.

CAMELIA EN FLOR

Pues este año nuestra camelia más alegre, de las tres que tenemos en esta especie de jardín que nos estamos trabajando poco a poco, está que no da más de sí. Creemos que este año ha florecido con más antelación que en otras ocasiones y de un tirón, ha decidido mostrar todo su esplendor en este maremagnum de árboles sin hoja y plantas sin flor que lo rodean.
Démosle protagonismo pues, antes de que empiece a vomitar flores masivamente o comiencen a marchitarse parte de ellas.