PENSIÓN BAJAMAR
Ladrido s/n
Ortigueira
A Coruña 15339
bajamarladrido@gmail.com
981 408 063

MARAÑUELES DE CANDÁS. RECETA

Candás es una localidad asturiana próxima a Xixón. Allí son típicos estos bizcochos tipo pasta llamados Marañueles.Están muy buenos y son fáciles de hacer.
Para hacerlas se necesitarán:

-         175 gr. de manteca blanda.
-         2 huevos enteros y 3 yemas.
-         190 gr. de azúcar.
-         2 sobres de gasificante.
-         Ralladura de limón.
-         Una punta de sal.
-         Harina.

 
En un bol, batimos bien la manteca y el azúcar, con ayuda de una lengua o cualquier otro artilugio que nos permita machacarlos. Vamos agregando poco a poco los huevos y yemas bien batidos y removemos con una varilla. Incorporamos la pizca de sal, el gasificante y la ralladura de limón al gusto. Finalmente, incorporamos harina hasta que nos quede una masa que podamos amasar manualmente. Seguimos incorporando harina hasta conseguir una masa poco menos apelmazada que la plastilina.


Precalentamos el horno a 200º y con la masa vamos haciendo pequeños churros que daremos forma de nudo pero sin que sobresalgan las puntas. Ponemos sobre la placa del horno que introduciremos durante, aproximadamente unos 10 o 12 minutos.
Retiramos del horno, dejamos enfriar.

Gracias Ana.  

LA PECHUGA DEL POLLO ASADO DEL ALMUERZO

No sé si en vuestra casa sucede lo mismo, pero en ésta, cuando se asa un pollo, es habitual que la pechuga –cuando sobra animal y no hay ningún comensal interesado en comérsela- quede intacta. Todos preferimos comernos, para empezar, los jamoncitos, luego llega el turno de las alitas, si están bien crujientes, a continuación se elegirá el contramuslo –que también tiene hueso- y finalmente, el cuello, para los nada escrupulosos. La piel se irá sirviendo a modo de despiste, como dando a entender, sin decirlo: “ya que viene en el lote pues que adorne mi plato, pero que quede claro que no tenía intención de servirme semejante trozo de piel crujiente”, siempre y cuando cada uno se sirva a sí mismo.

Al finalizar la comida, queda el resto del esqueleto y los dos muslos intactos. Sin piel, claro.
Es por eso una tradición familiar que la parte sin hueso se consuma en comidas posteriores, por ejemplo, en la cena. Si uno tiene algo de tiempo, se podrá preparar unas exquisitas croquetas, pero si no, pues nos hacemos un bocata y tan contentos.
Una propuesta fácil es desmenuzar la carne del muslo en tiras más bien gruesas e introducirlas en un trozo de pan fresco junto con un par de rodajas de tomate y dos hojas de lechuga, que habrán sobrado también de la ensalada del almuerzo. Podemos elaborar una salsa a base de mayonesa y misma cantidad de yogurt natural, con dos vueltas de pimienta. Cubrimos los ingredientes con esta salsa y tapamos el bocata.



BERTÓNS CON CARNE

O caso é que sempre que quero facerlle unha foto á pota coa comida recén feita, empáñaseme o obxectivo da cámara e non alcanzo a fotografar con xeito aquilo que me propoño.
Esta vez eran uns bertóns con costela, chourizo e patacas.
Aínda que os bertóns teñen aspecto de verza pequena, a textura é máis fina e o sabor quizás non sexa tan potente.
Como preparalos? Ademais de recheos, que disque é tipico destas terras, aínda que eu nunca os vin nin os probei, pódense cocer con un pouco de costela desalgada e uns chourizos. Finalmente, aplícaselles unha allada con pemento doce, tan tradicional no país.
Quedan así de vistosos e verdosos.


BICA. RECETA

La Bica es un bizcocho típicamente gallego, sobre todo de la provincia de Ourense. Aunque existen otros lugares en los que se elabora de forma magistral. Por nuestra zona quizás sea la más conocida la versión de Neda, un pueblo cercano a Ferrol. Es fácil de elaborar –nuestra versión-, porque necesita pocos ingredientes,  que mezclaremos y hornearemos, sin más complicación.
Los ingredientes necesarios son:

-         300 gr. de harina de trigo.
-         300 gr. de azúcar.
-         6 huevos.
-         200 gr. de manteca de cerdo o mantequilla.
-         1 sobre de levadura en polvo.
-         Canela en polvo.

En un bol grande batimos los huevos con el azúcar. A continuación, añadimos la harina tamizada mezclada con la levadura y la mantequilla o manteca derretidas. Batimos bien hasta que quede una masa con textura un tanto mantecosa.



Introducimos la mezcla en un molde cubierto de papel sulfurizado. Si se quiere, se puede cubrir, una vez en el molde, con una capa más o menos fina de azúcar.
Introducimos en el horno durante, aproximadamente, 40 minutos a una temperatura de 150 º C.
Hacemos la prueba del palillo y dejamos enfriar fuera del horno antes de consumir. Si no se ha optado por echar azúcar anteriormente, es ahora cuando se debe espolvorear, mezclado con canela al gusto, la superficie superior del bizcocho.